Dime cómo comes y te diré quién eres

Dime cómo comes y te diré quién eres

La importancia de alimentarse bien;

Dime cómo comes y te diré quién eres

       Disponer de poco tiempo para comer, sedentarismo, no comer a las horas adecuadas, y por supuesto una dieta no adecuada que abusa de alimentos con altos índices de grasa, son sólo algunos de los motivos del sobre peso y enfermedades asociadas a el, que afectan no solo a los adultos sino también a adolescentes y niños en nuestro país.

       Los malos hábitos alimenticios de las personas en la actualidad, se traducen en una mala nutrición, teniendo que pagar un precio muy caro por los altos costos que impactan en el deterioro de la salud, problemas de autoestima y relaciones personales.

       Un estudió efectuado por la Universidad Católica de Chile el año recién pasado, evidencio este problema realizando una investigación que comprendió 8.865 encuestas que corresponden a personas entre 18 y 85 años, con un promedio de edad de 43 años. De estas, un 73% fueron mujeres y 27% hombres reveló que más del 70% de los evaluados presenta problemas de peso en diferentes grados, siendo un 25% de ellos obesos, mientras que un 48% de ellos tiene sobrepeso.

 Las principales razones que se perfilan como causantes de estos problemas apuntan al sedentarismo como una de las razones principales en el alto incremento de estas patologías.

       El mismo estudio señala con respecto al sedentarismo en los chilenos que tres cuartos de la población encuestada (73,02%) no realiza ningún tipo de actividad física. Sólo el 12.28% lo hacen al menos 1 ó 2 veces por semana y el 14,69% lo hacen 3 o más veces por semana.

      Al respecto la Nutricionista de la Clínica Alemana de Valdivia Verónica Carrión, señaló que estos problemas son generados por un poco de descuido de las personas y que la única forma de solucionarlo es educando a la población de las repercusiones negativas que conllevan el mantener una buena nutrición.
Carrión enfatizó “las personas deben ser responsables con el cuidado de su salud alimenticia ya que vivimos en una sociedad y sus actos repercutirán directa o indirectamente en los demás, con esto me refiero a padres, hijos, pololos, y en la mayoría de sus relaciones personales”.